Lucero Nunez

Soy un estudiante del grado once en Vale High School. Mi madre murió cuando yo tenía 10 años de edad, de Cáncer. Su enfermedad dejó una marca duradera en mi corazón. Nuestra familia ha luchado para completar con los gastos y he tenido que trabajar en el campo para ayudar en casa. Nadie en nuestra familia ha ido más allá de la escuela secundaria.

Debido a mi mamá, siempre he querido ser una CNA y ayudar a cuidar a los demás. Estaba encantada de poder estar en la Clase de Salud Aliada. Soy muy callada y tímida y no participé mucho al principio. Apenas pasaba la clase.

A medida que empiezo a aprender más y más sobre el campo de la salud, me siento más entusiasmada con mi futuro. He pasado de una niña tímida tranquila a una estudiante dispuesta con una “A” en el curso y un aumento en todos mis otros grados. Me encanta venir a la escuela ahora y saber en mi corazón que soy capaz de no sólo parar en CNA, pero pasando a ser una RN. Nada de esto hubiera sucedido si no hubiera tomado la Clase de Salud Aliada.